Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Laguna cristal

/
/
/
264 Views

Es un área protegida, ubicada en la falda de una de las montañas que da inicio al parque nacional Los Haitises por la línea divisoria de las provincias de Monte Plata, Samaná, María Trinidad Sánchez y Duarte. El color cristalino de sus aguas, lo adquiere, según los lugareños, por la penetración de los rayos que deja caer por las copas de los árboles, el astro Sol. Si te detiene a observar con detenimiento, podrás notar que en tus ojos se refleja, según la temperatura del sol, como cambian los colores de sus aguas de natural a verde turquesa turquesa hasta casi azul milenio. Los más escépticos de la comunidad, creen que la cristalidad del agua le llega por la profundidad del lago. Es una suspensión rodeada de agua en medio del bosque tropical, donde las bellezas escénicas naturales, obliga los chapuzones.

Recostada en la falda de una las montañas que forman el parque nacional Los Haitises y rodeada de árboles centenarios, está “Laguna Cristal”, uno de los cenotes o manantiales de agua dulce más impresionante del país.

Esta corriente de agua cristalina es único en la zona, por lo que tiene que ser protegido y explotado turísticamente, con sumo cuidado.

Es un área protegida, ubicada en la falda de una de las montañas que da inicio al parque nacional Los Haitises por la línea divisoria de las provincias de Monte Plata, Samaná, María Trinidad Sánchez y Duarte.

El color cristalino de sus aguas, lo adquiere, según los lugareños, por la penetración de los rayos solares que se filtran por las copas de los árboles. Muchos creen que la cristalidad del agua se debe a la profundidad del lago.

Es una suspensión rodeada de agua en medio del bosque tropical, donde las bellezas escénicas naturales, obliga a disfrutarlo con un baño.

Su profundidad ha sido estimada por el Ministerio de Medio Ambiente en unos 200 metros, aunque los lugareños dicen que es “impensada”, y te hablan de un hecho y que ya tienen como leyenda, que arrastran desde el siglo XX, que da cuenta que un camión cayó a sus aguas y no se supo jamás del aparato.

Es alimentada por las aguas subterráneas de los mogotes o elevaciones montañosas de Los Haitises.

Localizada en la comunidad de Cristal, en Sánchez, provincia de Samaná, este tesoro tiene la particularidad de que se puede llegar por la vía marítima, recorriendo más de 30 millas náuticas, zarpando desde los embarcaderos de Caño Hondo, en Sabana de la Mar, Sánchez y el de Samaná, recorriendo las tranquilas aguas de las bahías de San Lorenzo y Samaná.

También se llega por aire, utilizando helicópteros que aterrizan en el poblado de Cristal y por tierra.

El parque es una reserva y santuario para muchas especies de aves, pescados y mariscos. Algunas son endémicas de la República Dominicana y el Caribe.

Y mientras vamos haciendo el recorrido por el Río Yuna para llegar a la Bahía vemos sobrevolar al Gavilán de la Hispaniola, Timo (como se le llama a Timoteo cariñosamente) nos dice que es un ave de rapiña exclusivo de Los Haitises y Punta Cana.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

This div height required for enabling the sticky sidebar
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas