Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

EL PAIS

img

División regional de la República Dominicana responde a la necesidad de impulsar el desarrollo integral del país. Para ello se han definido tres Regiones, agrupadas por sus similitudes geográficas y económicas: la región norte o cibao, la región sureste y la región suroeste.

Esta región está formada por las provincias de Santiago, Puerto Plata, Espaillat, La Vega, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Duarte, Hermanas Mirabal, María Trinidad Sánchez, Samana, Valverde, Santiago Rodríguez, Monte Cristi y Dajabon. Representa aproximadamente el 40 por ciento del territorio nacional y cerca del 36 por ciento de la población total del país. El mayor número de habitantes se concentra en las provincias de Santiago y la Vega. Basa su economía en la ganadería, la agricultura, el turismo y la producción industrial.

Región este está formada por las provincias de la Romana, la Altagracia, el Seíbo, San Pedro de Macorís, Monte Plata, Santo Domingo y el Distrito Nacional.

Representa aproximadamente el 25% del territorio nacional y cerca del 45% de la población total del país. El mayor número de habitantes se concentra en la provincia de Santo Domingo y el Distrito Nacional. Basa su economía en la ganadería, la agricultura, el turismo y las zonas industriales. El cultivo de caña de azúcar es clave en esta región, donde funcionan importantes empresas azucareras.


Esta región está formada por las provincias de San Cristóbal, Azua, Peravia, San José de Ocoa, San Juan, Elías Piña, Barahona, Bahoruco, Independencia y Pedernales. Representa aproximadamente el 35 por ciento del territorio nacional y cerca del 19 por ciento de la población total del país. El mayor número de habitantes se concentra en las provincias de san Cristóbal y San Juan. Es la región más deprimida y hacia ella se han destinado varios programas importantes de desarrollo. Basa su economía en la explotación de las minas de sal, yeso bauxita y mármol. En algunos valles, como el de san Juan, se cultivan café, maní y arroz, entre otros productos.

This div height required for enabling the sticky sidebar
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas